‘Las semillas que dejamos’ de Lorena Gil Rey, mucho más que un libro, un compañero de vida

La autora, ilustradora y editora, Lorena Gil Rey ha publicado una historia profunda y conmovedora, que ensalza la vida y el respeto por todas las personas y seres que conviven en su mundo distópico. En Las semillas que dejamos (publicada por WaveBooksEditorial), la escritora nos recuerda una realidad a la que podríamos llegar si no cuidamos nuestro planeta, si nos creemos dioses al apartarnos de la humanidad y usamos la ciencia no como ayuda para volver a alzarnos tras una hecatombre, sino para perfeccionar nuestro lado más oscuro y egocéntrico.

undefined

La historia, sin embargo, comienza con esperanza, un trasfondo que acompaña al lector hasta el final. En un mundo que ha sobrevivido a una Gran Guerra, los Altos Mandatarios serán quienes organicen la forma de vida de aquellos a los que clasifican según su voluntad y ADN adecuado. A su suerte quedan aquellos que no han resultado afortunados tras la manipulación genética. A medida que la muerte se hace presente entre los diferentes grupos de humanos, se desarrollan las Longevas, mujeres que superan las enfermedades y consiguen vivir más que el resto, algo que las lleva a convertirse en un objeto de estudio. La esencia filosófica que subyace en el texto hace que el lector reflexione sobre cuestiones que han acompañado a nuestros ancestros a lo largo de sus épocas: ¿hasta dónde está dispuesto el ser humano a llegar para evolucionar como especie? ¿Cómo influyen las guerras en los seres vivos? ¿Qué nos hace humanos? ¿Qué es la vida? ¿Qué es la humanidad?

La novela está escrita de forma ágil, aunque me gustaría recomendar que el lector tome algo de su tiempo para dedicarle cariño a la lectura, porque encontrará mucho más que entretenimiento, enriquecerá su alma. Gil ha sabido emplear un lenguaje directo, con una trama bien articulada y una narrativa cuya madurez la adquieren autores de gran bagaje y talento, estamos ante una de las más notables escritoras de nuestro época. Los lectores y lectoras se encuentran delante de una lectura de acompañamiento de vida, un compañero de viaje que te ayuda a comprender mejor las etapas vividas, las que estás viviendo y a reconocerte como parte de una comunidad llamada humanidad.     

Lorena Gil Rey, además de ser escritora, ilustradora y editora prolífica, facetas en las que ha sido reconocida por su trabajo, es directora de la revista Vuelo de Cuervos, coach y mentora de autores noveles, que ven en ella un ejemplo a seguir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s